Bankruptcy

Bankruptcy¿Qué llevo a la primera cita con mi abogado?

Su abogado necesitará ver sus talonarios de pagos de los últimos seis meses (o prueba de su ingreso como cartas de asignación de seguridad social), sus estados de cuenta de los últimos seis meses para todas sus cuentas y las dos últimas solicitudes de reembolso de impuestos. Antes de iniciar cualquier proceso su abogado deberá de ver estos documentos.

Usted puede querer discutir todo esto de memoria con su abogado, pero él o ella necesitará tener una idea clara y básica de sus gastos mensuales. Usted debe de estar consciente de cualquier dinero o propiedad transferida a otros, familia o terceros, en los últimos dos años. Si usted no sabe cuánto cuesta su auto o su casa y el balance de sus préstamos, debe de tener esa información antes de encontrarse con su abogado. Usted puede usar evaluaciones en línea como Kelly’s Blue Book o Zillow, como punto de inicio.

Usted debe de pensar en cualquier propiedad única que pueda poseer –como una fracción de tierra heredada en otro estado, una demanda de daños personal, inventarios en el negocio, dinero que le deban y devoluciones de impuestos como ejemplos-. Su abogado le llevará a través del proceso de identificar cosas que cuenten como propiedad en una bancarrota que usted no esté considerando.

Si usted está preocupado sobre algo y no puede encontrar toda la documentación, es mejor que vea a un abogado antes. Siempre y cuando usted tenga una idea clara de sus finanzas, el abogado le puede dar consejo básico y dejarle saber que esa información se va a necesitar para una respuesta final. Si usted espera para ver a un abogado, puede terminar cometiendo errores que podían haber sido evitados.

¿Por cuánto tiempo seguirá arruinado mi crédito?

Mucha gente que busca declararse en bancarrota tiene una buena calificación crediticia ya que tienen una larga historia de pagos para con sus deudas. Sin embargo, ésta buena calificación no significa mucho si no están haciendo un progreso con respecto a su deuda. Si usted está dejando de lado necesidades como cuidado de su salud, ahorro para el retiro y el cuidado de sus hijos para pagar su deuda y se da cuenta de que no hay  un progreso razonable en el pago de su deuda, usted seguramente va a terminar, eventualmente, con una mala calificación crediticia.

El Capítulo 7 de bancarrota se reflejará en su reporte crediticio por diez años. Un capítulo 13 se reflejará por 7 años. Eso no significa que usted no pueda reconstruir su imagen crediticia mientras que la bancarrota aparezca en su reporte crediticio. Cuando termine su bancarrota, usted debe de asegurarse de no permitir que deudas pequeñas, como multas de tránsito, permanezcan sin pagarse. Usted debe de sacar un préstamo manejable, como una tarjeta de crédito asegurada, para mostrar que puede hacer pagos en tiempo. Es muy importante que se mantenga al corriente con esos pagos. De todas formas, usted no podrá pedir prestado mucho dinero pronto. Usted se dará cuenta que una vez que su flujo de caja se regularice, una vez concluida  la bancarrota, no necesitará pedir prestado mucho dinero de inmediato. Conforme disfrute su nuevo comienzo y recupere el rumbo, se dará cuenta que su calificación crediticia subirá aún y cuando la bancarrota sigue apareciendo en su reporte de crédito.

Matrimonio y bancarrota

Solo parejas casadas pueden buscar la bancarrota juntos. De otra forma, la bancarrota de un consumidor (no de un negocio) debe de ser presentada por una sola persona.

Una persona casada puede buscar la bancarrota de manera individual pero en Estados que manejan propiedad común como Washington, debe de ser cuidadosa. En éstos estados todas las propiedades adquiridas durante el matrimonio se consideran, automáticamente, propiedad de ambos. Si una persona busca la bancarrota sola, él o ella debe de listar la propiedad de la pareja para la bancarrota y protegerle con una exención, para proteger de los acreedores.

La deuda que se adquiere durante el matrimonio también se considera perteneciente a ambos, independientemente de quién firmó el préstamo, siempre y cuando la deuda se haya usado para sostener a la pareja durante el matrimonio. Si la deuda está solo a nombre de una persona y es ella quien busca la bancarrota, la otra persona está en riesgo de un desahucio, aunque a menudo el acreedor no sabe que hay otra persona que puede ser responsabilizada.

Si una pareja casada se está divorciando, podría tener mayor sentido buscar la bancarrota juntos, de manera previa al divorcio. Eso eliminaría un asunto importante, sobre quién paga la deuda. Sin embargo, si el decreto de divorcio es emitido previo a declararse en bancarrota, la persona a quien se le ordena pagar tiene que hacerlo. El acreedor original puede todavía cobrar de la persona que no buscó la bancarrota y ésa persona puede regresar a la corte de divorcio para hacer cumplir los pagos.

¿Estaré en problemas?

Cuando usted ha estado luchando para pagar sus deudas por un largo plazo, la idea de no pagar es aterradora. Muchas personas sienten que de alguna forma, si se declaran en bancarrota, estarán en problemas. El propósito de la bancarrota es dar al deudor un comienzo fresco con honestidad, no meterlo en más problemas. La bancarrota ofrece una forma legal y ordenada de salir de los problemas financieros.

En la bancarrota, un deudor tiene que pagar lo que las leyes de bancarrota dicen que puede pagar, en dado caso. Con el Capítulo 7, esto significa que algunos bienes se pueden tomar para pagar parte de la deuda. La forma más grande en que una persona que busca la bancarrota puede meterse en problemas es esconder propiedades, ingresos o tratos financieros de la corte. Si usted es una persona honesta, usted no se meterá en problemas aunque la cuestión de si tendrá que pagar a sus acreedores y qué cantidades será decidida por un juez de la bancarrota. Un buen abogado puede minimizar la incertidumbre.

Muchas personas se preguntan si sus patrones se enterarán de la bancarrota y los despedirán. La ley Federal prohíbe la discriminación laboral por buscar la bancarrota. La bancarrota es un registro público pero es poco probable que su patrón se entere de su proceso. La mayor parte de empleadores no consultan los registros públicos para saber si sus empleados se declaran en bancarrota. El sentido común debería de decirles que usted será una persona más productiva una vez que haya eliminado las preocupaciones financieras de su vida.