Planeación inmobiliaria

Planeación inmobiliaria

La planeación de la propiedad inmobiliaria provee a la gente de una forma legal de acomodar sus propiedades después de la muerte, de tal forma que pueden controlar su distribución, nombrar a un albacea o guardián de su elección para sus hijos, minimizar los impuestos y lograr otras metas importantes. Todos tenemos circunstancias particulares, así que la planeación de la propiedad inmobiliaria puede ir en muchas direcciones, desde un simple testamento, hasta fondos más complicados como fideicomisos. También puede incluir lineamientos médicos y de salud mental, que proveen dirección a sus herederos en caso de que usted tenga alguna discapacidad mental o física, o sea incapaz de tomar decisiones en un momento posterior de su vida.

La planeación inmobiliaria es importante para todos. Ya sea que tenga hijos menores, propiedades (especialmente si es en diferentes Estados) o incluso activos modestos; las elecciones que usted haga hoy, pueden evitarle a su familia un legado de confusión. Si usted tiene hijos menores y muere sin tener un testamento, ellos pueden ser colocados en un lugar inapropiado.

Sin un fideicomiso activo, la propiedad tendría que atravesar un proceso llamado legalización del testamento, en el que un representante personal toma su propiedad y paga deudas, después distribuye lo que resta. éste puede ser un proceso largo y costoso.

Aún gente con pocos bienes inmobiliarios establece fideicomisos para sus herederos para que puedan evitar la legalización del testamento. Si usted posee bienes compartidos, un negocio pequeño u otra propiedad significativa, como automóbiles, un fideicomiso puede ser adecuado para usted.